Facebook Twitter Google +1     Admin

Culminó la Fiesta del Libro en Villa Clara

20170405145525-imag2128.jpg

 

Ya cerró sus puertas en Villa Clara la Vigésimo Sexta Feria Internacional del Libro con saldos superiores a eventos similares de años anteriores, y un registro de los índices más altos de ventas del país hasta el momento.

Pero junto con el nivel de las ventas, la cita cultural dejó una huella inolvidable en la ciudad de Santa Clara, con las presentaciones de libros en los 16 programas que se desarrollaron durante la fiesta de los letras.

Títulos diversos se pusieron a disposición del público, que disfrutó en familia de esta gran opción literaria. Como otro rasgo distintivo fue la acogida del Pabellón Infantil y de la Carpa dedicada a los títulos  publicados por las editoriales villaclareñas Capiro y Sed de belleza, además la gran acogida que tuvo la venta de discos, multimedias interactivas y juegos en moneda nacional a cargo de Citmatel, una entidad del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente.

La feria contó con importantes invitados, entre los que se encontraron: Reinaldo González, Premio Nacional de Literatura, Reinaldo García Blanco, Premio Casa de las Américas, la prestigiosa Lina de Feria, Rogelio Riverón,  el Coronel Orlando Cardoso Villavicencio, Héroe de la República de Cuba, el Reverendo Raúl Suárez, Director del Centro Memorial Martin Luther King y la Editorial Verde Olivo con la variedad de ejemplares dedicada al 90 cumpleaños del Comandante en Jefe  Fidel Castro, así como otras propuestas.

Precisamente Reinaldo García Blanco valoró la trascendencia de esta fiesta cultural, y significó el esfuerzo de la Revolución por mantener esta fiesta cultural, en la que se suma todo el pueblo. Manifestó que es preciso seguir promoviendo iniciativas para que las nuevas generaciones sigan cultivando el hábito de la lectura.

Arístides Vega Chapú, prominente escritor villaclareño, reconoció el valor de la feria, pues como dijo “cuando las personas van a la presentación de un libro, y están interesadas en el tema, entonces hay buenos síntomas, aunque aún es preciso seguir fomentando este esfuerzo, que tiene que ver con la sensibilidad de la gente”, consideró.

También Jorge Ángel Hernández Pérez, investigador, ensayista, escritor, oriundo de Villa Clara, vino a la feria, y recibió el Premio Ser fiel, que otorga el Centro del Libro en esta provincia por la obra de la vida, y significó la trascendencia del evento, aún perfectible, pues el pueblo ha demostrado su interés en las letras.

Julio Travieso, una de las figuras más importantes de la literatura cubana, autor de obras memorables y premiadas como “El polvo y el oro” disfrutó con los villaclareños de esta fiesta cultural, y dijo que un empeño de esta envergadura es digna de mantenerla todo el año. “Muy importante esta feria, que reúne a tanta gente, a escritores y lectores como una prueba del crecimiento espiritual de los cubanos”, declaró.

El joven poeta Sergio García Zamora quien acaba de recibir el premio Loewe en España para la poesía joven fue el Presidente de honor de la feria, “una muestra de que los libros siempre tendrán futuro, y que habrá que seguir incentivando los sueños”, significó.

 

Reverendo Raúl Suárez: “Fe por Cuba”

 Una conferencia magistral, del Reverendo  Raúl Suárez, sobre las relaciones Iglesia –Revolución devino en Santa Clara la presentación del libro Fe por Cuba, de la Editorial Caminos, título que forma parte de la colección “Fidel entre nosotros”, a propósito del 90 cumpleaños del Comandante en Jefe.

Con la presencia de Julio Lima Corzo, miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en Villa Clara, en el programa principal de la Vigésimo Sexta Feria Internacional del Libro en este territorio, el Director del Centro Memorial Martin Luther King, explicó que el título recoge las reflexiones de renombrados cristianos y cristianas sobre la Teología Latinoamericana de la Liberación y una interpretación, desde la Biblia, del concepto de Fidel sobre el significado de Revolución, y su aplicación al propio proceso emancipador de la isla .

“Sus autores son integrantes del mundo ecuménico cubano, conocidos en el país y fuera del país, que  no han  tenido contradicciones en su pensamiento y su corazón, y a su identidad cristiana unen la identidad revolucionaria y socialista sin división”, expresó el líder religioso.

Dijo el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que la idea del libro surgió mucho tiempo antes del fallecimiento del líder de la Revolución Cubana, a quien se le comunicó la idea de hacer una interpretación bíblica,  teológica,  ideológica y política sobre su caracterización del proceso revolucionario cubano. “y me siento satisfecho espiritualmente, pues cuarenta días ante de fallecer, él tuvo el libro en la mano, con una dedicatoria que le hice. Este libro está dedicado a Fidel”, apuntó.

Explicó el Reverendo Raúl Suarez que es una contribución a la cultura nacional, un análisis de la Teología de la Revolución, las difíciles relaciones por etapas, y el pensamiento del Comandante en Jefe, quien siempre tuvo una visión integradora e inclusiva sobre esta temática.

“Nuestro objetivo es cooperar con la educación cubana, con la labor política del gobierno, el Estado, para que seamos hombres y mujeres de una sola pieza, no podemos estar divididos, tenemos que ir unidos, yo analicé la frase “sentido del momento histórico”, que también se explica en la Biblia, con otras palabras, y que también lo había manejado Lenin, encontré cosas preciosas que nos unen”, afirmó.

Manifestó que el título es indispensable en los tiempos actuales para comprender las complejidades de las relaciones de la iglesia con la revolución, y una propuesta para seguir uniendo esfuerzos en la construcción de un país que es de todas y todos.

“Seamos mejores personas en la familia, en la sociedad, en todo lo que hagamos”, concluyó emocionado.

Mireya Luis, entre cielo y tierra

De emocionante y “rompecorazones”  puede catalogarse la presentación del libro “Entre cielo y tierra, Mireya Luis”, uno de los sucesos editoriales más esperados por el público en la Vigésimo Sexta Feria internacional del libro en Villa Clara.

Con la presencia de la tricampeona olímpica, en la Sala Marta Abreu, del Teatro la Caridad, los escritores Yamil Díaz y Ricardo Riverón hicieron una presentación sui géneris, a modo de un juego de voleibol.

En sus voces se escucharon fragmentos de la historia contada en el libro a través de anécdotas hermosas: “¡Sale a la cancha Mireya Luis, de Camagüey, de Cuba y del mundo, comienza el partido. Comienza a cobrar intensidad el juego que unió al haitiano Alejandro con Catalina Hernández, y su establecimiento en el batey de Carrión, cerca de Aguilar, en el municipio de Vertientes, todas las pelotas que pudieron marcar  tantos para el contrario fueron levantadas y devueltas por Mireya¡”.

“Ya es la Capitana del Equipo Cuba, al que llegó siendo una niña. Nadie voló más alto, nadie remató con tanta fuerza y pasión…éxitos van, éxitos vienen…Asistimos al gran espectáculo de una existencia consagrada a una causa noble, de muchas vidas que hacen digna la vida de sus contemporáneos. En especial resaltan dos figuras entrañables, Eugenio George con sus geniales estrategias, sus misteriosos modos de convertir a su alumna en una demoledora arma secreta.  Al levantar la ned a 2 metros, 50, 26 centímetros por encima de la medida oficial,  logró que su pupila golpeara la pelota a la altura record de 3 metros, 40. Junto a Eugenio brilla la figura de Catalina, la mamá de Mireya. Si Eugenio fue entrenador físico, Catalina fue entrenadora moral”, dijeron Yamil y Riverón, mientras narraban los pasajes significativos de la existencia de la estelar Morena del Caribe.  

El libro pertenece a la Editorial José Marti, está  ilustrado por el artista villaclareño Pedro Méndez y dibujado en su cubierta por el connotado artista de la Plástica Nelson Domínguez. 

Su autor, Oscar Sánchez Serra, actual subdirector del periódico Granma,  explicó que el texto nació a partir de una iniciativa suya de reseñar la vida de los campeones cubanos, sin embargo, la idea maduró cuando pudo llegar a la esencia de la vida de Mireya, conocer sus sentimientos, su familia y la gran influencia de personalidades como Catalina, la propia madre de la deportista, del Comandante en Jefe Fidel Castro y del entrenador del equipo, Eugenio George para la formación de quien no solo es una gran deportista, sino excelente ser humano. 

Contó Oscar que la vida de Mireya y de ese equipo de voleibol pasa por la influencia de esas personas, “y el libro trata de explicar por qué Mireya era invencible, en esa Mireya indetenible está su mamá, sus hermanos, su papá, con ese carácter emprendedor, en cada remate está la familia, quería mostrar a la familia de Mireya Luis en cada asalto y si ven a Mireya en su familia, entonces habremos cumplido el objetivo que teníamos”, manifestó.

Muy emocionada, Mireya que el libro es sobre todo, un homenaje a su familia, a Fidel, a Eugenio, a su equipo  y a todos los que influyeron en su vida como atleta y como cubana.

“Digo que es un homenaje a mi familia, los más importantes son ellos, mis padres, mis hermanos, todos lograron que yo ingresara en la escuela deportiva, y que integrara después la selección nacional, ahí en mi equipo hay personas queridas, me gustaba mucho estar en ese colectivo, y traerle glorias a Cuba, no las olvido”, significó.

Con lágrimas en los ojos confesó la campeona que no ha podido leer el libro completamente por la tristeza, “porque mi mamá no está, pero ella fue la inspiradora, pudo contar la historia, y ella es la verdadera protagonista y heroína de este título. Y qué decir de Eugenio, fue más que un psicólogo, un padre, no por gusto fue calificado como el mejor entrenador del siglo XX, murió en la cancha y eso no lo voy a olvidar, fue una lección para mí”.

Mireya también contó anécdotas de su vida de deportista y los innumerables encuentros con Fidel, “lo conocí apenas con quince años, después de los Panamericanos del año 1983, y desde entonces, Fidel siempre nos ayudó y nos apoyó siempre a las Morenas del Caribe, incluso aunque no conquistáramos la victoria”, expresó.

Finalmente, tuvo palabras de agradecimiento para la ciudad de Santa Clara, un territorio al que se siente entrañablemente ligada. “Les agradezco su presencia, a este bonito y culto pueblo de Santa Clara, por todo lo que hacen por su pueblo, y para nosotros es un orgullo y honor venir acá y presentar la historia de una sencilla deportista cubana”, culminó entre aplausos, vítores y muestras de cariño.  

 

 

 

 

 

 

 

 

05/04/2017 07:55 Dalia Reyes Perera #. Villa Clara

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris